Project Description

EL GRUPO

Colectivo que se funda en 1988 en Cádiz por actrices provenientes de grupos del teatro independiente gaditano y con la colaboración de diversos profesionales del teatro.

ESPECTÁCULOS, MENCIONES Y PREMIOS

  • Agnus Dei de John Pilmeier. Premio Baco al mejor espectáculo.
  • Butterfly de Augusto Francisco. Premio IV Certamen Nacional de Teatro Joven. Instituto de la Juventud de Sevilla.
  • El color de agosto de Paloma Pedrero. Premio Revelación en la Feria de Teatro en el Sur de Palma del Río.
  • Las tres gracias de la casa de enfrente de Eric Schneider. Mención Especial del Jurado del Certamen Nacional de Teatro Joven. Instituto de la Juventud de Sevilla.
  • Celeste Flora de Juan García Larrondo. Premio Corral de Almagro en el V Festival Internacional de Teatro Contemporáneo de Almagro.
  • Flores arrancadas a la niebla de Arístides Vargas.

«Cádiz en Mi Corazón» Postales de un Viaje Imposible.

De Abel González Melo

Dirigida por: Pepe Bablé

Cádiz, época actual. Dolores ha llegado a los cuarenta años y sigue soltera, viviendo con su madre junto a la confitería que ha sido por décadas el negocio familiar. Su trabajo como locutora de un programa de radio, la monótona existencia en su paraíso de arena y mar, la han encerrado cada vez más en sí misma y la han convertido en una mujer difícil para las relaciones personales. Al menos así la ve su amiga Conchi, que le reprocha ser demasiado soñadora y muy poco práctica. Ella y su marido Antonio son el modelo de familia perfecta mientras Dolores se asfixia en la isla de su corazón.
Un día Dolores despierta con el presentimiento de que debe escapar. No sabe exactamente hacia dónde ni qué hará. Tiene miedo de lo que deja atrás y sin embargo no se detiene. Emprende un viaje imposible hacia lugares que nunca conoció y empieza a hacerse preguntas, más que a encontrar respuestas. A través de las postales de su juventud dibuja un mapa con el que retornar al pasado, buscar el primer amor, la raíz de sus temores. Puede costarle la vida, pero ella va a arriesgarse a inventar lo que no fue y a ser la dueña de su destino.

IMÁGENES DEL ESPECTÁCULO

Los cuatro intérpretes narran conjuntamente la historia, varias historias cruzadas en el tiempo pasado con el presente y todo un universo imaginado. Los cuatro juegan con la palabra cambiando de personajes y situaciones para construir una trama fluida, a veces divertida y, en todo momento, emotiva y poética, que el espectador ha de recomponer.
Con este material dramatúrgico Pepe Bablé, director del montaje, hace un fenomenal ejercicio creativo para construir una especie de danza de los personajes marcando espacios y tiempos en el juego con naturalidad. Los intérpretes cambian de registro una y otra vez en décimas de segundo para asumir el nuevo personaje, la rápida transición en el espacio. Pepe Bablé ha realizado un soberbio trabajo de dirección de actores para equilibrar energías y conseguir un coherente conjunto coral.
La puesta en escena de Albanta Teatro transmite intensidad y una poética posdramática exquisita. El mar está presente en el enorme ciclorama, cielo y mar, que se funde en sugerentes olas con una playa dibujada por una significativa tarima. Dos pequeños taburetes y un sofá tapizados en rojo dan la nota surrealista de este montaje singular.
MANUEL SESMA SANZ. (9 de abril de 2014) “Oda a la isla que quiere volar”, www.artezblai.com
El resultado es una convivencia que pocas veces se alcanza entre la palabra y el gesto. (…) La fidelidad al González Melo más literario se cumple en un espectáculo que Bablé consigue sea vivaz, preciso, con un ritmo de relojería, pero expresado con el desenfado y la aparente ligereza de lo natural.
La banda sonora a ratos ilustra y las más de las veces contrapuntea la risa o el dolor de los cuatro personajes. El director –y sus colaboradores Carolina Bablé y Luis Jiménez– logran una sobriedad de altos quilates en la selección y ubicación de los objetos, el vestuario y la iluminación.
El corazón de este Cádiz visto desde la escena –y con algún discreto, pero entrañable guiño a La Habana con la que siempre se le compara– está en las formidables actuaciones. Charo Sabio sostiene e ilumina una cadena de acciones físicas, un bordado sentimental intenso y extenso que en su cuerpo y su voz encuentran precioso acomodo.
Susana Rosado y Carmen Reiné completan un impactante trío de mujeres sobre las tablas. Susana, decisiva en esos primeros minutos que atrapan al espectador y poderosa en otros momentos del espectáculo; Carmen, bastión del casi bailable ritmo de la puesta, contenida en los momentos de broma y rica en matices. (…) Jay García nos lleva hasta las lágrimas con una preciosa mezcla de sincera emotividad, depurada proyección y sensibilidad.
Pepe Bablé y los suyos ratifican su vocación por el diálogo iberoamericano, esta vez a través del intercambio con un González Melo cada vez más internacional y en una plaza tan especial como Cádiz.
AMADO DEL PINO (3 de abril de 2014) “Ola teatral en Cádiz con firma cubana”, Diario Granma (La Habana)
González Melo nos obsequia un texto exquisito, poético y repleto de referencias. (…)
Charo Sabio, Susana Rosado, Carmen Reiné y Jaime García logran colorear las postales narrativas que el autor diseña. El relato recuerda las historias radiales o los audiolibros, sin embargo, estos cuatro actores dirigidos por Bablé logran una simbiosis de cuerpo-palabra, en la que el cuerpo del actor narra la historia. (…) La música apoya y gime con los actores, las palmadas marcan compases rítmicos y anímicos que los actores explotan muy bien.
Cádiz de mi corazón, postales de un viaje imposible es el lugar ideal del imaginario individual, una puesta en escena rítmica, difícil de estructurar porque no hay una secuencia cronológica en sí, pero Bablé y su elenco logran un espectáculo coherente y bien elaborado. Con esta obra Teatro Albanta nos sorprende con el trabajo participativo y la dramaturgia de González Melo que se traduce en una puesta en escena lúcida y sencilla en imágenes donde hay una comunión permanente con el discurso narrativo que nos adentra en una nueva búsqueda de contar historias.
MAYRA MARRERO (22 de julio de 2014) “Cádiz en mi corazón: puesta en escena lúcida y sencilla”, El Nuevo Herald (Miami)
Lo mejor de la obra nos pareció su deriva más lúdica y experimental, ese juego entre la palabra que comunica y la que disgrega al que se entrega un cuarteto de actores en muy buena forma que pasa de la risa al llanto en lo que tarda el cerebro en conectar y desconectar recuerdos y sensaciones.
ALFONSO CRESPO (5 de abril de 2014) “Memoria caudalosa”, Diario de Sevilla
Três atrizes e um ator contam por meio do excelente texto de Abel González Melo a história de Dolores, uma locutora de rádio frustrada com a vida monótona que leva junto à mãe possessiva, conservadora e proprietária de uma confeitaria cujo nome dá título à peça. Dolores vive de recordar o passado e de idealizar o futuro por meio de cartões postais de lugares que sonha visitar. Há ótimos momentos de metateatro quando Dolores jovem e estudante de arte dramática busca encenar os dramaturgos clássicos espanhóis. Belíssimo trabalho de atores.
JOSÉ CETRA (13 de septiembre de 2014) “Mais momentos do MIRADA”, Palco Paulistano (Santos)
Un gran texto, una dirección precisa y unas interpretaciones maravillosas hacen de esta obra un hecho teatral necesario de ver. Una puesta despojada donde lo que prevalece es la palabra. Una dramaturgia tan descriptiva que nos permite viajar junto a Dolores sin abandonar la butaca descubriendo los colores propios de cada paisaje y empatizar con ella en la zozobra que le provoca su travesía interior, todo al compás de una España agitada por los cambios sociales, de la tiranía de Franco al regreso de la monarquía de los Borbones. Una pieza con un ritmo increíble, el espectador no se permite ni pestañear para no perder detalle. ¡Magnífica!
ANDREA GONZÁLEZ (1 de noviembre de 2014), Espectáculos de Acá (Buenos Aires)
Con el sonido de las olas rompiendo en cualquier orilla de Cái, a ritmo de danza tribal punteada con palmas, timbales, acústicos de metal y algún que otro amago de quejío como salido de los callejones del Cádiz de Quiñones, Pepe Bablé nos (…) lleva de la mano del joven dramaturgo habanero Abel González Melo, que abandona por momentos el universo dramático de la sociedad cubana para meterse de lleno en los sueños no cumplidos de una Dolores gaditana que intenta recomponer a retazos las cuencas de sus años núbiles. (…) La luz como experiencia sensorial tanto física como emocional, la música como oráculo del espíritu, y la palabra en sí misma como único eje vertebrador de lo que nos han querido contar entre autor y director, consiguen una estructura dramática que transporta al espectador por el Cádiz de los 70 hasta nuestros días con ecos del maestro Ruibal (‘Para llevarte a vivir’, ‘Toito Cái lo traigo andao’), y que nos hace a su vez recordar a más de uno esos sueños no cumplidos y ya estibados en las bodegas de nuestros galeones. Charo, Susana, Carmen y Jay cumplen con suficiencia y oficio los roles asignados, teniendo muy presente que cada cual defiende a su personaje con verbo y expresión corporal de principio a fin. Su mérito que tienen.
MANOLO MORILLO (9 de febrero de 2015) “Vuelan las olas de Cádiz en Albanta”, Diario de Cádiz